sábado, 16 de agosto de 2008

FUNCIONES DEL ENTRENADOR

Cuando se organiza un equipo de Voleibol, la principal tarea es la de fomentar el estilo del equipo y la de conseguir buenos resultados. No hace falta decir que la tarea del entrenador es elevar el nivel técnico del equipo a través de una meticulosa educación ideológica y fuerte entrenamiento para fortalecer el equipo y así poder luchar para conseguir mejores técnicas, demostrar alta deportividad y conseguir buenos resultados. El entrenador debe comprender perfectamente cuál es el principio que ha de guiar sus acciones. Sólo de esta forma podrá trabajar con pericia consiguiendo el doble de resultados con la mitad de esfuerzo y dirigir a su equipo hacia el objetivo final.

La Asociación China de Voleibol siempre he puesto gran énfasis en las funciones del entrenador. Ha dejado claro en muchas ocasiones que el entrenador juega un papel de liderazgo que le permitirá desarrollar plenamente su sabiduría.

¿Qué papel debe jugar el entrenador cuando se hace cargo de un equipo, para asegurar un progreso consistente?

Después de mucho estudio e investigación, debería fijar el objetivo, hacer planes de progreso a largo plazo y ser un buen diseñador del equipo futuro.

Una de las tareas principales del entrenador debe ser la de dirigir su equipo en la lucha por conseguir el objetivo que él ha fijado. Y cuando han alcanzado ese objetivo, deberá considerar la situación del equipo. Establecer un objetivo más alto. Mi punto de vista es que la capacitación y el entusiasmo del entrenador estimulan el progreso del equipo. Su ambición y altos ideales mostrarán el camino al equipo, superando todas las dificultades y dirigiendo al equipo hacia la victoria. En el mundo del Voleibol, los equipos suben y bajan. Hay muchas razones para ello. Sin que haya que atribuirlo, principalmente, al hecho de que algunos entrenadores están faltos de previsión. Se aturden con el éxito y se desaniman fácilmente con la derrota, por lo que pierden su capacidad de juicio para establecer objetivos apropiados para el equipo. El fijar los objetivos correctamente hará que el futuro del equipo sea brillante. El camino hacia la victoria siempre es difícil. El entrenador debe mirar hacia delante, de acuerdo con las condiciones de su equipo, especificando los objetivos de los distintos períodos y planificando los métodos de entrenamiento que conducen a un rápido progreso.

Sin embargo, para los entrenadores no es difícil fijar objetivos y crear programas de entrenamiento para el perfeccionamiento. Pero; todos sabemos, el entrenador trabajo con los jugadores y ahí es donde debe poner a prueba su talento para la organización y el liderazgo. El entrenador debe trabajar pacientemente con sus jugadores para poner en juego los factores positivos y hacer que los jugadores se conciencien del objetivo. Mientras tanto, el estilo del equipo está muy asociado al entrenador. El desarrollo depende mucho de la estricta dirección del entrenador, En círculos del Voleibol Chino hay un dicho, “en un equipo, tres de diez es entrenamiento y siete de diez es dirección”. Como director, el entrenador debe establecer reglas a seguir por los jugadores. Sólo de esta forma, un entrenador puede llevar hacia adelante sus planes y ponerlos en acción, que de otra forma, se quedaría en teoría.

De acuerdo con los métodos internacionales de Voleibol, el entrenador debe definir su técnica, y a base de entrenamiento, debe alcanzar niveles técnicos que sean capaces de ejecutar esa técnica.

En el mundo internacional del Voleibol hay distintas técnicas que los entrenadores deben combinar con la suya propia y así, conseguir su propio estilo. El equipo femenino chino estudió las técnicas de los equipos de Europa, de Estados Unidos y de Japón para conseguir su propio estilo, creando un ataque generalizado (por todas partes) y una defensa con variedad de técnicas como su línea de guía. Sólo cuando has definido una línea guía correcta puedes tener un objetivo definido.

En el transcurso del entrenamiento, el entrenador debe crear un programa de entrenamiento que incluya técnicas, tácticas, constitución y concienciación. En el entrenamiento técnico, el entrenador debe poner énfasis en las destrezas básicas para combinar objetivos. Para que los jugadores puedan desarrollar la técnica general (por todas partes), el entrenador no deberá enfatizar ni el ataque ni la defensa. El entrenamiento táctico debe ir de la mano de la líneo guía para poder formar sus propias tácticas. Aquí debo hacer hincapié en que la alineación es lo más importante. El entrenador debe conocer bien a sus jugadores para poder decidir la alineación con eficacia. Mientras tanto, la dirección y el modelo debe practicarse en el entrenamiento. El entrenamiento de la constitución es el rector positivo de la mejora del nivel del equipo. La función del entrenador es la de subir el nivel del equipo a través de un plan concreto y medidas de entrenamiento, dando importancia a las reacciones rápidas y a la capacidad de salto. Estos son factores importantes a la hora de determinar el nivel de un equipo.

En resumen, el talento que el entrenador tenga para entrenar influirá directamente en el nivel del equipo. El entrenador debe estudiar, y a través de un riguroso entrenamiento debe transmitir sus ideas a sus jugadores. El entrenador es el comandante en jefe dentro de la competición. El objetivo final de un equipo es la competición y el conseguir buenos resultados. En la competición, el entrenador juega el papel de comandante e intenta poner a su equipo en posición de dominio. El entrenador debe conocer a su rival bien para tomar las decisiones correctas. El uso correcto de los jugadores influirá en el desarrollo de la competición.